Los beneficios de la sal, no es tan mala como pensabas




Las consecuencias de los excesos de sal

Un exceso de sal en nuestro organismo puede provocar hipertensión arterial y fallos renales.

La sal se acumula en las arterias haciendo que éstas se vuelvan más finas. Un exceso de colesterol, provocado por la sal, hace que la circulación de sangre sea menor, pudiendo así aumentar las probabilidades de sufrir un paro cardíaco o un ictus.

También genera problemas en el sistema de depuración del cuerpo. La sal puede acumularse en los riñones generando así arenilla o incluso piedras. Estas piedras pueden rasgar los canales urinarios generando así intensos dolores que se miccione con sangre. Además de generar retención de líquidos, por lo que nuestros riñones se ven obligados a trabajar más.

La cantidad de sal recomendada por los expertos en una persona adulta es de 5 gramos diarios. Aumentar dicha dosis puede acarrear estos problemas cardiovasculares y renales.



Los asistentes personales de las estrellas revelan sus secretos