Los beneficios de la sal, no es tan mala como pensabas




Contra los calambres musculares y espasmos

El sodio y el potasio son elementos que ayudan a reducir los calambres y espasmos musculares. Lo sabemos porque ¿cuántas veces no hemos visto a un tenista comer un plátano entre set y set?

La sal, en menor medida, puede ayudarnos a reducir las probabilidades de sufrir calambres musculares y espasmos.

La sal de mesa ayuda a que el cuerpo regule la absorción de potasio y sodio. Es por ello que si en nuestra sangre hay unos mínimos de sodio aportado por la sal, a la hora de ingerir un alimento alto en potasio, será el sodio el encargado de absorber adecuadamente el nutriente en cuestión y distribuirlo por todo el cuerpo en lugar de ser directamente expulsado.



Los asistentes personales de las estrellas revelan sus secretos