Los beneficios de la sal, no es tan mala como pensabas




Tomada en grandes cantidades la sal es capaz de absorber el calcio de nuestros huesos causando así debilidad en los mismos e incluso osteoporosis.

En pequeñas dosis, la sal es capaz de asimilar mejor el calcio de los alimentos que ingerimos. Por lo que, a la hora de hacer la digestión, le resultará más sencillo al cuerpo asimilar las partículas de calcio que e hallan en los platos.

Es por este motivo que la sal puede favorecer el correcto desarrollo de nuestros huesos y articulaciones, evitando de esta manera la osteoporosis.

Es muy fina la línea en la que la sal pasa de resultar algo beneficioso a algo perjudicial. Hay que controlar muy bien la cantidad de sal que se añade a las comidas o, si ellas en sí, ya poseen sal como sucede, por ejemplo, en los pescados.




Los asistentes personales de las estrellas revelan sus secretos