Los beneficios de la sal, no es tan mala como pensabas




La especie más antigua y usada en las dietas

La sal como tal tiene sus orígenes en China y el principio de su uso empieza en el año 2670 a.C durante el imperio de Huanghi. La sal se extraía de los lagos salados que evaporaban parte de su agua con el sol del verano. Se recolectaba en forma de cristal que luego se diluían en las comidas. De manera que desde tiempos inmemoriales ya se sufrían los riesgos de la sal.




 

Sus capacidades de preservación, de hecho, se dieron a conocer en Egipto. Data una momia del año 3000 a.C. preservada en su sarcófago con arena salina proveniente del Nilo. Pese a no ser sal como tal, el sodio que se encontraba en la arena ayudaba a preservar el cadáver.

Más tarde, en una sociedad más avanzada en la que se trabajaba a cambio de algo, se pagaban los sueldos con sal. De ahí proviene la palabra “salario” por la jornada de trabajo. Se usaba la sal en aquél entonces para preservar los alimentos ya que no había ningún sistema de refrigeración para conservar la comida.




Los asistentes personales de las estrellas revelan sus secretos