Esto es lo que sucede si usted come miel y canela diariamente




2. Compuestos vegetales llenos de antioxidantes

Debido al hecho de que las abejas obtienen el néctar de las plantas, naturalmente muchos de los antioxidantes que se encuentran en esas plantas se filtran en el néctar, y eventualmente en la miel. Los antioxidantes son clave para librar al cuerpo de los radicales libres que dañan las células y pueden causar enfermedades en todo el cuerpo, incluyendo el cáncer.

Los antioxidantes también se han relacionado con la reducción del riesgo de ataques cardiacos, accidentes cerebrovasculares y algunos tipos de cáncer, así como con la salud ocular, según la investigación. Y si usted quiere que su miel contenga más antioxidantes, y por lo tanto más capacidades para combatir enfermedades, los científicos dicen que cuanto más oscura mejor.

 

3. Propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias para ayudar a aliviar la tos

La miel se ha utilizado durante mucho tiempo como un remedio para la tos, y debido a esto, es un ingrediente principal en muchas pastillas para la tos. Los médicos (y su abuela) pueden incluso recetar miel mezclada con jugo de limón caliente cuando se enfrentan a un dolor de garganta o tos.

Resulta que la miel puede ser el único ingrediente necesario debido a sus propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias. De hecho, un estudio publicado en el Journal of Family Practice encontró que la miel de alforfón redujo la gravedad de la tos y el sueño en los niños y, en consecuencia, en sus padres.

 




6 alimentos que aceleran el bronceado (y no son las zanahorias)

20 monumentos más emblemáticos del mundo