6 motivos por los que no comer pan blanco




No aporta nada

Resultado de imagen de pan blanco

Su apariencia es apetecible, pero los nutricionistas dicen que no aporta nada. Nos referimos al pan blanco, un producto que ha caído en desgracia ante los ojos de los especialistas en nutrición por, según los estudios realizados recientemente, tener poca fibra y casi nada de minerales, ni vitaminas. Vamos, que el pan blanco, especialmente el de molde, no tiene nada más que su aspecto y su sabor irresistibles.
La razón parece estar en la elaboración de este y otros productos a base de harinas refinadas, como los cereales para el desayuno. Sí, ya sabemos que les meten vitaminas y minerales por un tubo, pero al final te llevas a la boca un trozo de pan o una cucharada de cereales que son puro almidón.




Mucha sal

Resultado de imagen de pan blanco y sal

El pan blanco, como realmente está hecho con harinas de baja calidad y no sabe a nada, necesita de una cantidad excesiva de sal para atraer al paladar. Es habitual encontrar barras de pan de panificadora en los estantes de los supermercados con una proporción de sal de locura, alcanzando los 20 gramos de sal por kilo de pan. Esto quiere decir que un cuarto de kilo de pan aporta la cantidad máxima diaria recomendada por la Organización Mundial de la Salud, que es de cinco gramos. Si solo te metes en el cuerpo 250 gramos de pan, no pasa nada, pero a lo largo del día consumimos todo tipo de productos salados. Normal que tengamos el sodio (y la tensión) por las nubes.



6 trucos para planchar y lavar tu ropa

5 trucos para que tu ropa siempre salga suave y huela bien de la lavadora